FINALIDAD DEL BLOG

Queremos ir aportando experiencias que sean prácticas y aplicables a tu casa en el amplísimo mundo de la alimentación.
Entendemos que es muy importante para cada persona poder acceder a una nutrición adecuada a sus circunstancias en su propia familia.

lunes, 16 de abril de 2018

TRIGLICÉRIDOS POR LAS NUBES

La semana pasada le salieron a un familiar unos niveles de triglicéridos altos en unos análisis rutinarios. Pantallazo y mensaje de Whats App: "¡Tengo los triglicéridos por las nubes!"... "Creo que a partir de ahora sólo tomaré agua y pan integral".
Evidentemente, ésa no es la solución. Para empezar, asegurarnos que el dato no es erróneo, y repetir los análisis pasados unos meses. Pero también hay que empezar a tomar unas medidas dietéticas.
Éstas, dicho sea de paso, casan muy bien con las recomendaciones nutricionales que cualquier persona sana debe tener en cuenta. Así que en este como en casi todos los casos, se trata de ir a la Educación Nutricional: es decir, orientar a la persona a desarrollar hábitos sanos y que los incorpore a su rutina. Si no, no habremos hecho nada. Pero claro, eso es bastante más caro que unas pastillas, porque es un reto a nuestra fuerza de voluntad. Pero no nos engañemos señores: todos hablamos de nutrición con o sin conocimiento (me atrevo a decir que más lo segundo que lo primero), pero los hechos no suelen acompañar a nuestras palabras. ¿Por qué? Porque no existen hábitos.
Así que aquí van unas recomendaciones para las personas con hipertrigliceridemia. Pero que nadie se engañe: son válidas para cualquier persona sana. Y a la larga resulta mucho más barato que el coste sanitario de una enfermedad, por no decir la calidad de vida. La alimentación es una necesidad y hay que disfrutarla, pero también tiene sus reglas. Y tu organismo también. Te mereces un respeto.

Unas pocas pautas serían:
  1. Aumenta el consumo de frutas, verduras y legumbres. ¡Mira qué página tan sugerente!
  2. Muévete. No hace falta que te conviertas en un atleta de élite, pero sí que te muevas a diario, camines o hagas deporte al menos 30 minutos.
  3. No consumas NADA de alcohol.
  4. Limita el consumo de grasas saturadas (embutidos, carnes rojas, lácteos, bollería industrial, etc.).
  5. Limita el consumo de azúcares simples (zumos, refrescos, repostería, productos procesados).
  6. Fracciona en el tiempo las raciones de hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, patata). Y a ser posible, que sean integrales
Ya sabes, "el camino al éxito es la actitud".

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Alimentación sana en casa by Marta y Alicia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.