FINALIDAD DEL BLOG

Queremos ir aportando experiencias que sean prácticas y aplicables a tu casa en el amplísimo mundo de la alimentación.
Entendemos que es muy importante para cada persona poder acceder a una nutrición adecuada a sus circunstancias en su propia familia.

miércoles, 11 de mayo de 2011

"Yes, you can".

Empiezo con este lema que se ha hecho tan famoso a propósito de lo que puede sucedernos en casa. Como cada día tiene su propio afán y vamos que volamos, quería mandar unos ánimos desde aquí  para quien piense que nunca tiene tiempo para hacer en la cocina lo que le gustaría. Probablemente alguien tenga razón, pero sospecho que no toda.
"Mamá, siempre haces los mismos macarrones", o "todos los lunes pollo", o cualquier otro comentario pueden surgir en casa. Y la verdad es que una puede pensar que es cierto, porque sí, es cierto. ¿Un consejo?
80:20.
Sí, es la proporción válida para casi cualquier actuación. 80 pensar, 20 hacer.
Por nuestra parte presupone la disposición de pensar en los que uno tiene en casa, y no llegar de cualquier manera y hacer lo primero que se nos ocurra. Claro, así siempre los macarrones son los mismos. Pero si uno "pierde el tiempo" un día pensando en una alternativa (tan simple como ésta) mientras se sube al autobús, y decide arriesgarse a innovar, verá pronto que el ánimo en casa mejora. Sencillamente, porque nos hemos parado un momento a pensar.
Total, que es una pescadilla que se muerde la cola y después de una cosa (es muy satisfactorio ver a los demás alegrarse con algo tan simple) se nos ocurre otra, y otra, y cómo mejorar aquello,... y una se sorprende de lo "fan de tu casa" que puedes llegar a ser.
Y para que esto no se quede en palabras, aquí va una receta de macarrones... "diferente" y muy, muy sencilla.

PASTA CON NUECES

Ingedientes (para 8 personas):
  • Espirales de pasta
  • Nueces, 90 g
  • Margarina, 100 g
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Azúcar
  • Nuez moscada
  • Canela
  • Sal, pimienta
Elaboración:
Derretir en una sartén la margarina y añadir la canela, el azúcar, la nuez moscada, la sal y las nueces troceadas.
Cocer la pasta en agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante, removiendo de vez en cuando. Escurrir e incorporar a la sartén con la mezcla anterior y un poquito de acite de oliva. Salar al gusto y colocar en la fuente. Queda muy bien si se decora en el centro con un poco de perejil picado.
¡No me digas que no puedes!

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Alimentación sana en casa by Marta y Alicia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.