Café frío, frío.

Café con hielos... es sin duda muy demandado en estos días de calor. Tan sencillo como café caliente, hielo y azúcar. Pero con un poco más puedes hacer un café que alargue la sobremesa y... que refresque.
-Café con helado: por litro de café caliente, añade medio litro de helado de vainilla. Mézclalo bien y déjalo enfriar. Frío, fríó, no hay quien se resista.
-Café con leche condensada. Esta es la receta: un dedo de leche condensada, café y unas gotas de Cointreau. Y déjalo enfriar.
-Café bombón: idéntico al anterior pero en lugar de Cointreau, un poco de nata montada. Este café se toma caliente, pero también está muy bueno.
Con muy poco, puedes sorprender. Eso sí, hazlo con un poco de tiempo para que salga bien frío.

Comentarios