FINALIDAD DEL BLOG

Queremos ir aportando experiencias que sean prácticas y aplicables a tu casa en el amplísimo mundo de la alimentación.
Entendemos que es muy importante para cada persona poder acceder a una nutrición adecuada a sus circunstancias en su propia familia.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Alergias alimentarias: una realidad con la que convivir

Algunos alimentos pueden provocar reacciones adversas en un pequeño porcentaje de la población. Sin embargo, no todos los problemas que causan los alimentos son alergias. Sólo un 2% de los adultos y un 3-7% de los niños presentan realmente alergias.

Se puede diferenciar entre alimentos que causan alergias alimentarias y alimentos que causan intolerancias alimentarias. Es importante diferenciar esto para evitar quebraderos de cabeza en casa. Aquí explicamos las principales diferencias y algunos consejos para actuar con eficacia.


ALERGIAS

Interviene el sistema inmune frente a un componente del alimento (alérgeno) que es de naturaleza proteica. Puede estar causada por la creación de anticuerpos (alergia inmediata, mediada por anticuerpos IgE) o de células (alergia tardía o no inmediata), cuyo principal exponente es la enfermedad celíaca.

Síntomas de la alergia inmediata:

✔ Menos graves (y más frecuentes):

 • Piel: urticaria, enrojecimiento de la piel, hinchazón de labios y párpados, dermatitis.

• Digestivos: vómitos, dolor cólico, diarrea, picor de boca y garganta.

• Aparato respiratorio: rinitis, asma.

✔ Más graves: reacción anafiláctica, que afecta a varios órganos y sistemas. La manifestación más grave es el shock anafiláctico que puede resultar mortal.
Tratamiento: eliminación completa de la alimentación del agente causante.

ALIMENTOS QUE CAUSAN ALERGIAS

Casi cualquier alimento que contenga proteínas puede causar una alergia alimentaria, pero algunos las originan con mayor frecuencia en los niños: leche de vaca, huevo, pescado, marisco, leguminosas, cereales, frutas frescas, frutos secos.
Alergia a la leche: causada por la caseína, la lactoglobulina y la lactoalbúmina. Los síntomas más comunes son preferentemente cutáneos, pero también digestivos, como vómitos y diarrea.
Pueden variar de unas personas a otras. No confundir con la intolerancia a la lactosa, en la que se producen diarreas debido a la incapacidad de digerir este componente de la leche.

Alergia al huevo Se debe a una reacción alérgica provocada generalmente por la ovoalbúmina y el ovomucoide, proteínas características del huevo que están presentes en la clara.

Alergia al pescado Debida a las proteínas musculares del pescado. Se debe poner especial

cuidado en los productos enriquecidos con omega 3 o grasa de pescado que pueden contener
pequeñas cantidades de proteína.

Alergia a las legumbres Tienen gran capacidad de producir reacción alérgica. En general
todas son alergénicas, especialmente las lentejas y la soja. En la industria alimentaria se usan gomas de leguminosas como espesantes (goma guar, garrofín).

Cereales Además de su importancia en la enfermedad celíaca, puede producirse alergia
inmediata a cualquier tipo de cereales. Sin embargo, es menos frecuente que a otros vegetales.
Alergia a los frutos secos Los cacahuetes y las almendras tienen un elevado riesgo de provocar
un shock anafiláctico, aunque si es leve sólo produce nauseas, dolor de cabeza e inflamación
de labios y lengua. Pueden producir síntomas incluso por un contacto mínimo con la piel.
¡Cuidado con los frutos secos!


INTOLERANCIAS

El organismo no puede asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes.
No interviene el sistema inmune. Ejemplos característicos son la intolerancia a la
lactosa y las intolerancias a otros azúcares, o la intolerancia a algunos aditivos, como los sulfitos.

Síntomas: son similares a los digestivos causados por las alergias inmediatas:

✔ Náuseas.

✔ Diarrea.

✔ Dolor abdominal.

Se pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se den síntomas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

✔ Aportar el certificado médico en el comedor escolar para evitar confusiones e informarse del menú que va a consumir.

✔ Leer siempre los ingredientes de los alimentos que se vayan a utilizar en la preparación del menú, teniendo cerca el listado de sustancias a las que se es alérgico/intolerante para comprobar las etiquetas.

✔ Cocinar primero la comida del alérgico para evitar contaminaciones y contactos. Manipular cuidadosamente los utensilios (mejor si son exclusivos para el alérgico). No usar el mismo aceite o plancha para cocinar. Higienizar todas las superficies de trabajo.

✔ Cuidado con alimentos como masas, bechamel, caldos para sopas y sopas, pan rallado.

✔ Eliminar totalmente el alérgeno de la dieta, tanto el alimento en sí como los distintos productos que lo puedan llevar como ingrediente. Ante la duda, no tomarlo.

✔ Tener cerca la medicación oportuna, especialmente en casos de alergias muy graves.

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Alimentación sana en casa by Marta y Alicia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.