FINALIDAD DEL BLOG

Queremos ir aportando experiencias que sean prácticas y aplicables a tu casa en el amplísimo mundo de la alimentación.
Entendemos que es muy importante para cada persona poder acceder a una nutrición adecuada a sus circunstancias en su propia familia.

miércoles, 30 de abril de 2014

LEGUMBRES un proteico desconocido



Pocas veces se habla de este tipo de alimentos, sin embargo en nuestro pais es uno de los platos que más se cocina en las familias. Su alto valor de saciedad y su rico contenido en nutrientes hacen que este grupo de alimentos sea uno de los mas adecuados para llevar una alimentación saludable.
Las legumbres son asequibles a todos los bolsillos, se conservan durante mucho tiempo y aportan hidratos de carbono, proteínas, fibras, vitaminas y minerales. Es un plato muy completo además de poderlo cocinar de muchas maneras.



Procedente de las leguminosas (Alubias, Lentejas, Garbanzo, Guisante, Haba, Soja) Las legumbres son semillas secas, limpias, sanas y separadas de la vaina.
Tienen un elevado contenido en proteínas y en hidratos de carbono fundamentalmente, aunque también es buena fuente de fibra, minerales y vitaminas.
Las legumbres normalmente las compramos secas. Requiere remojo previo (unas 10 horas antes de cocinar) menos las lentejas.  
Tienen que hervir con ebullición suave para que no se rompan y siempre cubiertas de agua.
Se sazonan a mitad de cocción, no antes pues puede endurecer la piel. Se puede añadir bicarbonato para facilitar la cocción, pero esto provoca pérdidas de vitaminas.
Tardan unas 2 horas las judías, 30 min las lentejas y los garbanzos hasta 3 horas.
Se puede acompañar con anises o cominos para mejorar la digestibilidad.
La ración oscila de 60 a 100 g por persona.
La legumbre tiene que estar blanda tanto el interior como la piel.
El líquido que le acompaña ha de estar trabado, que no espeso o caldoso.
Si servimos una legumbre fría, en ensalada por ejemplo, tener en cuenta que el vinagre endurece la piel, aliñar lo mas tarde posible.

Ahí va una receta para que os animeis:



GARBANZOS CON ESPINACAS
300 g garbanzos
1 cebolla
2 dientes de ajo
200 g espinacas
1 huevo duro
Aceite y sal

Poner a remojo los garbanzos el día anterior con agua templada. Poner a hervir y procurar que durante la cocción no pare de hervir, sino se pueden encallar. Si hay que añadir agua, que sea caliente.
Cocer las espinacas en agua hirviendo con sal. Escurrirlas y picarlas con el cuchillo.
Hacer un refrito con un poco de aceite, cebolla picada y ajo. Incorporar las espinacas y añadir el refrito a los garbanzos.
Picar un huevo duro y ponerlo por encima de decoración.

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Alimentación sana en casa by Marta y Alicia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.