¡ORTOREXIA! CUANDO LA INFORMACIÓN SOBRE ALIMENTACIÓN SE CONVIERTE EN OBSESIÓN.

¡Eureka! Hemos avanzado mucho en concienciar a la población sobre la necesidad de un consumo responsable sobre la propia salud y sobre el ecosistema. Ya no están de moda ni los fast food, ni los alimentos procesados y otros excesos de la industria alimentaria (que es la que mueve el dinero, y por él, es capaz de crear tendencias).


Ahora sabemos más, y eso es bueno. Pero igual que nos preocupaba la avalancha de los productos anteriores, empieza a ser preocupante la casi obsesión de algunos consumidores, encontrando a personas que sólo piensa en qué compra, si lo compra en el lugar adecuado, y si se ajusta a unos cánones que no permiten cada vez, más alimentos. Como señala el siguiente vídeo, hay una línea muy fina entre la preocupación por una alimentación saludable y la obsesión patológica. Para el primer caso, hay muchos Dietistas-Nutricionistas dispuestos a ayudarte. En el segundo caso, el papel principal lo juega un terapeuta o médico especializado en transtornos de la conducta alimentaria.

Los alimentos se hicieron para el hombre, y no el hombre para los alimentos.

Aquí te dejamos un link muy interesante


Comentarios